Libro de las Peticiones
Libro de las Gracias
Documentos D Luis Quinteiro

Nuestra música:

Nuestra Música:

Escuchar.


Gracias a Dios por su generosidad.
Más información.

«Bendito sea Dios en sus ángeles y en sus santos»

Transverberación de Santa Teresa de Jesús

Quiso el Señor que viese aquí algunas veces esta visión: veía un ángel cabe (junto a) mí hacia el lado izquierdo, en forma corporal, lo que no suelo ver sino por maravilla; aunque muchas veces se me representan ángeles, es sin verlos, sino como la visión pasada que dije primero. En esta visión quiso el Señor le viese así: no era grande, sino pequeño, hermoso mucho, el rostro tan encendido que parecía de los ángeles muy subidos que parecen todos se abrasan. (encendidos de amor).
Deben ser los que llaman querubines, que los nombres no me los dicen; mas bien veo que en el cielo hay tanta diferencia de unos ángeles a otros y de otros a otros, que no lo sabría decir. Veíale (observo) en las manos un dardo de oro largo, y al fin del hierro me parecía tener un poco de fuego. Este me parecía meter por el corazón algunas veces y que me llegaba a las entrañas. Al sacarle, me parecía las llevaba consigo, y me dejaba toda abrasada en amor grande de Dios. Era tan grande el dolor, que me hacía dar aquellos quejidos, y tan excesiva la suavidad que me pone este grandísimo dolor, que no hay desear que se quite, ni se contenta el alma con menos que Dios. No es dolor corporal sino espiritual, aunque no deja de participar el cuerpo algo, y aun harto. Es un requiebro tan suave que pasa entre el alma y Dios, que suplico yo a su bondad lo dé a gustar a quien pensare que miento. Los días que duraba esto andaba como embobada. No quisiera ver ni hablar, sino abrazarme con mi pena, que para mí era mayor gloria que cuantas hay en todo lo criado.

Transverberación de Santa Teresa   Transverberación Van Lindt

“Entre las virtudes de Teresa, brilló con luz propia la caridad divina. Este amor se fue avivando en ella gracias a las innumerables visiones y revelaciones con que Cristo la favoreció. Una vez el Señor la tomó por esposa. En otra ocasión Teresa vio un ángel que con un dardo encendido le transverberaba el corazón. De resultas de estas mercedes celestiales, sintió la Santa tan abrasadamente el amor divino en las entrañas, que, inspirada por Dios, emitió el voto, difícil en extremo, de hacer siempre lo que ella creyese más perfecto y para mayor gloria de Dios”(Gregorio XV, Bula de canonización).


Texto de la Catequesis de Benedicto XVI sobre Santa Teresa de Jesús


Santa Teresa de Jesús Jornet e Ibars, Patrona de la ancianidad

«Cuiden con interés y esmero a los ancianos; ténganse mucha caridad y observen fielmente las Constituciones: en esto está nuestra santificación».
«Fervorosas, sí, pero no de las que dejan el trabajo a las demás».

Sta Teresa de Jesús Jornet e Ibars   Sta Teresa de Jesús Jornet e Ibars
Vida y obra  |   Hermanitas de los ancianos desamparados

Monasterio de la Encarnación, 1982

«Esa fecundidad apostólica de vuestra vida procede de la gracia de Cristo, que asume e integra vuestra oblación total en el claustro».

Web de la Santa Sede

  La Santa Sede

Siempre con Jesús y con la Iglesia.


Exhortación apostólica post-sinodal

Christifideles Laici

de SS JUAN PABLO II sobre vocación y misión
de los laicos en la Iglesia y en el mundo

29 "Formas agregativas de participación"
30 "Criterios de eclesialidad para las asociaciones laicales"
31 "El servicio de los Pastores a la comunión"

Descargar | Leer

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

 

 

Es usted el visitante número 120074

¡Que San Miguel Arcángel le guarde!